Psicología Contextual

«Somos lo que pensamos, lo que sentimos, lo que hacemos en relación a un contexto»

El enfoque contextual de la psicología, integra las técnicas que mayor evidencia empírica han demostrado en las últimas décadas, mediante la aplicación de las Terapias de Tercera Generación donde los principios de las terapias cognitivas y conductuales se redirigen al énfasis de la experiencia en el contexto donde el lenguaje tiene un papel muy importante.  La persona se entiende como la constante interacción de su todo (pensamientos, sentimientos, emociones, fisiología y comportamientos) con su entorno, el cual incluye el presente y su historia particular.

Un punto interesante del enfoque de la psicología contextual es que aunque parte del paradigma de las terapias congnitivo – conductuales, va más allá de los síntomas haciendo una aproximación integradora y científica  con estrategias flexibles para abordar los problemas de las personas en su singularidad , sin desestimar la aportación de otros enfoques psicológicos. 

Las Terapias de Tercera Generación contemplan que el malestar no es provocado por los sucesos que nos ocurren, sino por la manera como vinculamos las emociones a estos eventos; por lo tanto, el bienestar emocional no depende de la ausencia o de la evitación del dolor, sino de la manera como lo gestionamos. Si hay aceptación, no hay evitación experiencial entonces se puede trabajar sobre las emociones en el presente sin el anclaje al pasado o el miedo al futuro. Así, en el “aquí y el ahora”, puedo trabajar sobre sucesos del presente, de mi historia y tener objetivos de futuro sin dejar de vivir el presente con plenitud.

A continuación describimos algunas de las Técnicas que aplicamos en Brilo Psicólogos: Terapia Cognitivo Conductual de Tercera Generación,  Terapia de Aceptación y Compromiso, Terapia Dialéctico Conductual, Psicoterapia Analitico Funcional, Terapia Cognitiva con Base en Mindfulness, Terapia de Activación Conductual, EMDR, Terapia Integral de Pareja y Psicología Positiva. Dichas técnicas se adaptan a la edad y particularidades de cada persona; por ejemplo, para la terapia infantil, se aplican a través de la terapia de juego respetando siempre los ritmos del desarrollo neurológico, emocional y del apego.

Terapias de Tercera Generación

Terapia Cognitivo Conductual de Tercera Generación

La Terapia Cognitivo Conductual (TCC)  puede ayudar a comprender y cambiar la forma cómo pensamos “nuestras cogniciones” y cómo actuamos “nuestras conductas” y estos cambios nos pueden ayudar nuestros objetivos emocionales, a través de varias técnicas como la discriminación emocional, la restructuración cognitiva y el cambio de la manera en que actuamos o reaccionamos frente a diversas situaciones de la vida que nos generan malestar.

La Tercera generación de TCC, se centra en la búsqueda de repertorios conductuales más amplios, flexibles y efectivos teniendo en cuenta:

  • Un planteamiento contextual.
  • Énfasis singular en el análisis de la funcionalidad de la conducta.
  • La flexibilidad como criterio de adaptación ante los problemas.
  • Se utiliza a la relación terapéutica como herramienta de cambio.
Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT)

Tiene como objetivo entender que el sufrimiento es parte de la vida y que no necesariamente la felicidad significa la ausencia del mismo. Enfatiza tomar acciones efectivas guiadas por nuestros valores más profundos, con los cuales nos podemos comprometer. Se utilizan técnicas como paradojas, ejercicios experimentales, metáforas y el trabajo con valores.

La aceptación no es resignación, es reconocer la realidad de nuestro presente y en vez de negar o reprimir las emociones, darles un fluir natural sin oponer resistencia y tras realizar un análisis funcional respecto al malestar y nuestras propias experiencias comprometernos con nosotros mismos a realizar acciones valiosas para el cambio, por lo tanto la experiencia del propio consultante es la clave para el tratamiento.

Terapia Dialéctico Conductual (TDC)

La TDC combina técnicas cognitivo conductuales y contextuales para ganar autorregulación emocional, se enfoca en validar los sentimientos de la persona y desde ese punto comprender cuáles pueden resultar desadaptativos para buscar alternativas de acciones o comportamientos que resulten más beneficiosos. Así se aprende a regular la emocionalidad extrema dependiente del estado del ánimo que suele darse en tres ejes: De la vulnerabilidad emocional a la auto-invalidación, de la pasividad activa a la competencia aparente y de la crisis implacable al bloqueo del duelo.

Resulta de gran eficacia para los trastornos del estado de ánimo, así como El Trastorno Límite de la Personalidad.

Psicoterapia Analítico Funcional (PAF)

La relación terapéutica como parte del Análisis de la Conducta Clínica adquiere gran relevancia en la PAF, ya que se procura que durante la sesión ocurran acontecimientos con relevancia clínica, como pensamientos, percepciones, sentimientos, reacciones, y trabajar con ellos mientras ocurren.

Así, se construye un contexto que propicie la aparición de las conductas a trabajar y a través del panorama analítico-funcional, el consultante va interpretando las causas de sus reacciones mientras las va experimentando lo cual puede llevar a mejoras en la conducta dentro de las mismas sesiones las cuales se van reflejando y reforzado por parte del terapeuta.

Mindfulness

La Terapia Cognitiva badasada en Mindfulness hace referencia a la Atención Plena de los sucesos en el presente, ya que usualmente gran parte de nuestra experiencia se ve desplazada por pensamientos intrusivos sobre el pasado o futuro. Implica observar el presente con detenimiento y aceptar la experiencia tal cual venga con sus matices tanto positivos como negativos sin luchar por evitar lo desagradable. De esta forma, la persona aprende a relacionarse con todo aquello que está ocurriendo en su vida en el momento presente, tomando conciencia de su realidad y trabajando conscientemente sobre sus eventos vitales.

Se trabajan aspectos como: Centrarse en el momento presente (sentir las cosas tal como suceden sin intentar ejercer control sobre ellas) Aceptación radical (No hacer juicios de valor sobre los acontecimientos) Elección de las experiencias (Elegir en qué objetivos y experiencias implicarse).

EMDR

Con este método se abordan los efectos de las experiencias vitales traumáticas a través de técnicas de estimulación bilateral neuronal como movimientos oculares, sonidos, toques, entre otras, con el fin de reprocesar la carga emocional del trauma.

Su sustento teórico se basa en estudios neurológicos sobre el sueño en su fase REM (Rapid Eyes Movement) donde se observa que procesamos y consolidamos la información emocional con los movimientos oculares que ocurren durante el sueño, por lo tanto durante esta fase del sueño organizamos recuerdos, emociones, experiencias, incluyendo eventos traumáticos. Por otra parte, algunos estudios sugieren que los hechos traumáticos pueden alterar la bioquímica neuronal e interrumpir el proceso natural del cerebro para elaborar una experiencia negativa y esta técnica puede ayudar a resignificar el trauma.

Terapia Integral de Pareja

Se utilizan estrategias de aceptación donde los problemas brindan oportunidades para mejorar la proximidad e intimidad. La aceptación implica de igual manera dejar la lucha por cambiar al otro comprendiendo que las diferencias mutuas pueden ser soportables y abandonar el deseo que moldear a la pareja según nuestra imagen idealizada.

Se utilizan tres estrategias principalmente: “la unión empática” donde podemos expresar nuestro dolor sin juicio hacia el otro mediante la contextualización del problema, “la separación unificada” se orienta a ver los problemas desde la perspectiva de solución de problemas favoreciendo diálogos descriptivos y desapasionados hablando del problema como algo externo pero han de verse los dos juntos frente al problema en tercer lugar, “la tolerancia” se emplea cuando no se la logrado la aceptación de algún aspecto de la pareja entonces la tolerancia facilita la relación y es el camino hacia la aceptación.

Psicología Positiva

Las técnicas que se desarrollan en la psicología positiva complementan las ya existentes con el fin de incrementar el éxito terapéutico. Muchas veces se tiende a enfatizar sobre el síntoma y la debilidad, dejando de lado las fortalezas que tenemos como personas; por lo tanto desarrollar áreas como el valor, la perseverancia, la creatividad, la curiosidad, el ingenio, la bondad, la justicia, el liderazgo, el amor, la gratitud, el perdón, el autocontrol, el sentido del humor entre otras tienen un gran impacto sobre el bienestar emocional y la solución de problemas.

Este enfoque permite un estudio mucho más amplio de la mente humana ya que se ha tendido a ver lo patológico dejando de lado las amplísimas posibilidades que proporciona al ser humano el desarrollo de sus fortalezas.

Terapia de Activación Conductual (TAC)

Esta técnica resulta de gran utilidad en el tratamiento de la depresión ya que se da prioridad a las acciones o factores externos frente a los factores internos como las cogniciones. Durante la terapia se programan experiencias vitales significativas, entendiendo que esas acciones van a generar emociones positivas. Por el contrario, si se espera a que venga una emoción positiva para actuar, para salir, para compartir con personas, ese día tal vez tarde mucho en llegar. Pero si se comienzan a realizar acciones estimulantes aunque no se tengan muchos deseos , poco a poco a través de la activación conductual, vendrán las fuerzas y sensaciones gratificantes.

Motivos de Consulta Frecuentes

Problemas de Ansiedad (miedos fobias, obsesiones, estrés, pesadillas, terrores nocturnos), Depresión,  Tristeza, Apatía, Inseguridad, Baja Autoestima, Insatisfacción Vital, Estrés laboral, problemas de pareja, problemas familiares, dependencia emocional, conductas adictivas, falta de objetivos,  Problemas de Conducta (Impulsividad, Agresividad, Déficit en Habilidades sociales, Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)), Dificultades académicas,  Problemas con la Alimentación, Adicciones, Gestionar las Habilidades superiores, Desarrollar Habilidades personales, Evaluaciones Psicológicas y elaboración de Informes.

Modalidades

En Brilo Psicólogos contamos con diferentes opciones de Terapia que pueden responder a tus necesidades.

«La mente es un espejo flexible, ajústalo para ver mejor el mundo»

Amit Ray