Psicólogos en Benalmádena

Te doy la bienvenida a Brilo Psicólogos, nuestro objetivo es que el bienestar emocional esté a tu alcance, por ello encontrarás información útil si estás buscando Psicólogos en Benalmádena.

psicologa en benalmadena

Servicios

Psicóloga en Benalmádena - Catalina

Brilo Psicólogos es un Centro Sanitario Autorizado por la Junta de Andalucía ubicado en Benalmádena – Málaga, con un campo de acción en toda la Costa del Sol, donde encontrarás Psicólogos  colegiados expertos en Psicología Clínica y de la Salud, Neuropsicología,  así como en Psicología legal y forense. Abarcamos distintas áreas como: Psicología para AdultosPsicología Infantil,  Psicología Juvenil, Peritajes PsicológicosRehabilitación Neuropsicológica en las modalidades de Terapia Individual, Terapia de Pareja, Terapia Familiar, Terapia Grupal, Terapia a Domicilio y Terapia Online.
psicologa en benalmadena

Terapia Adultos

Con una amplia experiencia en Psicología de la Salud, nuestros tratamientos se caracterizan por su eficacia.

«Si cambias la manera en que ves las cosas, cambiarás las cosas que ves».
psicologos benalmadena baratos

Terapia Infantil

Empleamos técnicas especializadas en Psicología Infantil con excelentes resultados.

«La infancia y la juventud son el taller de nuestro ser adulto».

Terapia Adolescentes

Nuestro enfoque terapéutico permite conexión y confianza en la Terapia con Adolescentes.

«La infancia y la juventud son el taller de nuestro ser adulto».
psicologas en benalmadena

Terapia de Pareja

Gran prevalencia de éxito en la Terapia de Pareja con técnicas innovadoras.

«lorem ipsum dolor sit amet».

Terapia Online

Los medios de comunicación actuales, nos permiten realizar una Terapia Online cercana y efectiva.

«lorem ipsum dolor sit amet».

Peritajes Psicológicos

Psicólogos Expertos en Psicología Legal y Forense, realizamos informes periciales en distintos ámbitos del derecho.

«Observar las cosas con detenimiento, permite ver más allá de lo evidente».

Nuestra filosofía

Los encuentros psicológicos se basan en la confianza y vínculo terapéutico a través de la empatía, conocimiento, confidencialidad, dedicación y cercanía.

Si estás aquí, seguramente hay un área de tu vida o de alguien que te importa que te gustaría considerar; para nosotros lo más importante es responder a tu motivo de consulta con todas las herramientas éticas y profesionales que están a nuestro alcance, con el factor humano como principal conector. Por ello, la relevancia de conocerte en profundidad a través de un análisis juicioso y responsable ya que has decidido confiar en nosotros algo tan valioso como tu mundo emocional.

Nuestro enfoque y experiencia

Aplicamos técnicas psicológicas de acuerdo a las diferencias y necesidades individuales. Somos conscientes de la gran responsabilidad que implica y por eso nos basamos en la evidencia científica dentro del campo de la psicología, siendo nuestro enfoque la Psicología Contextual, el cual integra las técnicas que mayor evidencia empírica han demostrado en las últimas décadas, mediante la aplicación de las Terapias de Tercera Generación donde los principios de las terapia cognitivo – conductual se redirige al énfasis de la experiencia en el contexto.

Estamos en formación permanente y contamos con más de 10 años de experiencia, con alta frecuencia en las áreas que describimos a continuación.

Trastornos Depresivos

Consiste en una alteración del estado de ánimo que puede variar de intensidad y depender de diversas situaciones vitales o de nuestra biología, donde puede haber tristeza intensa, llanto frecuente, aflicción, pesimismo, culpa, sensación de fracaso, desesperanza, apatía, desmotivación, falta de energía, dificultad para disfrutar de lo que antes se disfrutaba, lentitud de movimientos, irritabilidad, falta de concentración o memoria, trastornos del sueño (insomnio o despertares frecuentes), pensamientos negativos constante, pensamientos sobre la muerte, entre otros.

Trastornos de Ansiedad

Ocurren cuando vivimos por un tiempo prolongado un exceso de malestar donde podemos experimentar miedo intenso o pánico, nerviosismo, preocupación, terror, dificultad para concentrarse, cansancio, síntomas físicos como dolor de cabeza, tensión muscular, vómitos, pensamientos catastróficos entre otros. Pueden ocurrir tanto en adultos como niños y adolescentes. Los más frecuentes son: Ansiedad Generalizada, Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), Fobias, Fobia Social, Crisis de Angustia, Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT).

Problemas de comportamiento

Se pueden presentar en la Infancia, Adolescencia y Adultez y algunas de sus características según en ciclo vital en el que se presenten son: agresividad, desobediencia, negativismo, Trastorno Por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), vandalismo, adicciones, violar reglas, falta de empatía, ludopatía, celos excesivos (En los adultos pueden presentarse Trastornos de Personalidad).

Desarrollo de Habilidades Sociales

Son todas las destrezas de la interacción social que tenemos y desarrollamos las personas a lo largo de nuestra vida e influyen notablemente en nuestro bienestar y equilibrio emocional. Trabajamos sobre aspectos como la asertividad, comunicación verbal y no verbal, aprender a poner límites, saber decir “no”, atrevernos a dar nuestra opinión, saber dar y recibir una crítica o elogio, superar la timidez, hablar en público.

Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es la capacidad que tenemos para gestionar, comprender o manejar nuestras propias emociones y escuchar lo que nos quieren decir a través de una conciencia de nosotros mismos y de nuestras emociones. Trabajamos a través de un análisis de nosotros mismos para desarrollar entre otras cosas: discriminación emocional (saber identificar las señales de mi cuerpo y de mi mente para dar nombre a lo que siento), autorregulación emocional (gestionar la intensidad de mis emociones para que no me desborden), empatía, automotivación y fijar objetivos.

Evaluaciones e informes psicológicos

La evaluación psicológica permite conocer y comprender en profundidad los aspectos más relevantes de una persona y su entorno. Su objetivo es llegar a un juicio o impresión diagnóstica, con el fin de aplicar la mejor estrategia terapéutica, predecir la evolución de un tratamiento, valorar la idoneidad del contexto de una persona o emitir una opinión experta sobre un requerimiento específico. Realizamos evaluaciones de psicología clínica, inteligencia, psicología forense así como Informes Psicológicos Clínicos e Informes Periciales.

Instalaciones
Brilo Psicólogos

El ambiente es muy importante ya que facilita la interacción y la relajación en los encuentros terapéuticos. Contamos con espacios adaptados para las distintas edades y características de las sesiones, así como acceso y aseo para personas con movilidad reducida.

Queremos que te sientas con libertad, confianza, serenidad e intimidad desde que entras a nuestro Centro y puedas llevar estas sensaciones contigo al salir.

Slide 4
Slide 2
Slide 3
Slide 1

Instalaciones
Brilo Psicólogos

El ambiente es muy importante ya que facilita la interacción y la relajación en los encuentros terapéuticos. Contamos con espacios adaptados para las distintas edades y características de las sesiones, así como acceso y aseo para personas con movilidad reducida.

Queremos que te sientas con libertad, confianza, serenidad e intimidad desde que entras a nuestro Centro y puedas llevar estas sensaciones contigo al salir.

«El ahora es un regalo»

Ver instalaciones

«El ahora es un regalo»

Ver instalaciones

Qué opinan sobre nosotros...

Contacta con nosotros

Preguntas frecuentes

Hay varios momentos en la vida en los que acudir a un psicólogo puede resultar muy beneficioso:

  1. Cuando experimentas un malestar vital significativo:

    Es el motivo de consulta más frecuente, el cual afecta tus pensamientos, tus emociones, tus acciones y las relaciones con contigo mismo y con los demás: preocupaciones intensas, miedo constante, irritabilidad, sensación de no ser suficiente, frustraciones, cansancio aunque no hayas estado en actividad física, ganas de aislarte, querer dormir muchas horas, distraerte con mucha facilidad y no conectar con tu presente y con las personas que te rodean, problemas para dormir, pesadillas constantes, palpitaciones, incomodidad en varias partes del cuerpo, pensar en el futuro de manera aprensiva, no superar alguna vivencia del pasado, sensación de vacío.

  2. Cuando hay una dificultad específica en relación con tu contexto:

    Problemas de pareja y/o familiares, estrés laboral y/o por los estudios, dificultades en la interacción social, ansiedad por desempleo, aprender pautas de crianza o interacción con los hijos.

  3. Cuando ha ocurrido un evento traumático o estresante:

    Muerte de una persona cercana, presencia o vivencia de algún evento traumático ( accidente, robo, abusos, enfermedades, catástrofes naturales, ), rupturas emocionales (pareja, amistades, seres queridos).

  4. Cuando quieres mejorar en algún aspecto de tí mismo:

    Hay varios aspectos de nosotros mismos que podemos abordar en la terapia psicológica antes de que surjan problemas importantes, por ejemplo: aumentar la motivación, mejorar la autoestima, desarrollar habilidades sociales, perder el miedo a hablar en público, aprender a escuchar, regular y expresar las emociones, gestionar bien el tiempo, toma de decisiones.

  5. Cuando quieres un informe de evaluación psicológica:

    Se pueden realizar evaluaciones clínicas para determinar varios aspectos como: personalidad, inteligencia, emociones, comportamiento, etc.
    También se pueden realizar informes periciales relacionados con aspectos legales y forenses por ejemplo en separaciones, guarda y custodia, bajas laborales, etc.

La psicoterapia es un espacio donde puedes hacer un recorrido hacia aspectos de tí mismo que consideres importantes, con la compañía de un profesional que ha estudiado ampliamente todos los aspectos relacionados con nuestra psicología humana. Por ello, es un espacio seguro, donde puedes observar, sentir, resignificar, concluir y actuar en función de los objetivos que sean importantes para ti en un momento de tu vida y que te generen bienestar emocional.

Los encuentros psicológicos consisten en un diálogo donde la escucha activa y la reflexión permiten el “darnos cuenta” de la mejor manera de abordar nuestras inquietudes emocionales; dicho diálogo se apoya según el caso con actividades o dinámicas dentro y fuera de las sesiones encaminadas a la consecución de los objetivos terapéuticos.

La primera parte de una intervención psicológica es la evaluación, donde la idea es conocerte: la manera como piensas, como sientes, como actúas, como reacciona tu cuerpo en relación a tu contexto particular y tu motivo de consulta. Luego sigue la intervención, donde aplicamos las técnicas psicológicas con mayor eficacia para lograr tus objetivos, y posteriormente hacemos un seguimiento para reforzar los resultados alcanzados.

La mejoría en la terapia psicológica depende de varios aspectos como la constancia, la apertura, el vínculo terapéutico y el trabajo en equipo entre terapeuta y consultante. Generalmente, cuando dichos factores se presentan y tras una evaluación psicológica que contemple ampliamente la mejor manera de conseguir dichos objetivos en función de las características únicas de cada persona, se consiguen los objetivos terapéuticos que se han establecido de una manera honesta. En esta consecución de objetivos podemos observar la mejoría en la mayoría de los casos.

Por otra parte, si haces terapia psicológica, la mejoría depende de lo que tú consideres con estar mejor; quizás algunas personas se dan cuenta de aspectos de su vida que pueden generar dolor pero si se trabajan siempre traen un crecimiento como persona.

También se da el caso en el que puedes venir con una expectativa y tras el recorrido de la terapia cambie tu visión de lo que es estar mejor.

En conclusión, sea por conseguir tus objetivos, por crecer como persona al darte cuenta de algo que no habías observado antes de tí mismo, o por cambiar tu manera de percibir el bienestar, siempre hay un crecimiento o mejoría.

La confidencialidad es el vehículo de confianza en el espacio terapéutico, toda la información verbal, escrita, que se aborde en las sesiones es totalmente confidencial.

Sin embargo, como todo hay dos salvedades importantes en las que se puede romper la confidencialidad como contempla el código deontológico del psicólogo: si hay una orden judicial que pida información concreta respecto a algún caso, o si la vida de alguien corre peligro y se ha de informar sin excepción.

Si ya has intentado encontrarte mejor o resolver una situación con diversas estrategias personales, si has tenido el apoyo de tus personas cercanas y has dado un tiempo para ver si la situación evoluciona de manera favorable, pero te sigues sintiendo desbordado, con malestar significativo, indudablemente es el momento de buscar ayuda profesional, no hay que esperar a que el sufrimiento o la dificultad te haga un daño profundo para buscar ese apoyo.

No es habitual que un tratamiento psicológico se requiera de medicación, de hecho la idea de la intervención psicológica es abordar los aspectos emocionales a través del desarrollo de estrategias personales que eviten que la medicación sea necesaria.

Sin embargo, en algunos casos el trabajo interdisciplinar con psiquiatría es muy favorable para lograr estabilidad emocional durante la intervención y alcanzar los objetivos terapéuticos. Algunas personas han de tomar algún psicofármaco de manera puntual o transitoria, otras personas requieren medicación a largo plazo según su diagnóstico y circunstancias personales.

Es importante resaltar que el hecho de tener que tomar medicación no es sinónimo de que tengo algo malo o peor que los demás, simplemente indica que hay variables fisiológicas distintas que requieren ese apoyo farmacológico que en combinación con la psicoterapia suele traer muy buenos resultados en dichos casos puntuales.

La duración de la terapia o tratamiento depende de diversos factores personales que son muy difíciles de controlar y predecir, porque cada persona tiene circunstancias personales concretas; por ejemplo hay personas que logran disminuir los niveles de ansiedad tras unas sesiones con técnicas enfocadas a este objetivo ya que tienen la posibilidad de realizar actividades fuera de terapia que apoyan dichas técnicas, pero para otras personas no es tan sencillo porque hay otras variables que interfieren como la implicación en la terapia, dificultades en el contexto o resistencias emocionales por mencionar algunos ejemplos.

Como tratamos con seres humanos con esa maravillosa individualidad y no con máquinas que podríamos programar, no se puede decir cuánto duraría con certeza, además porque hay motivos de consulta que requieren un tiempo diferente a otros.
La duración se va hablando entre consultante y terapéuta donde se define tanto el espaciar sesiones, como finalizar el tratamiento en función de las necesidades del consultante y los aspectos relevantes observados en la terapia. Sin embargo, lo usual es que tras 8-12 sesiones de terapia se perciban cambios importantes en la mayoría de los casos. Situaciones con una mayor complejidad requerirían habitualmente un mayor número de sesiones.

Las sesiones de terapia psicológica en Brilo Psicólogos tienen una duración de una hora; en el caso de los niños más pequeños la duración puede ser inferior según su umbral de atención. Lo habitual es que se realicen una vez a la semana, y a medida que se vayan alcanzando los objetivos se van espaciando por ejemplo una vez cada dos semanas y posteriormente realizar algunas sesiones de seguimiento una vez cada uno o dos meses.